Los océanos, cada vez más cálidos

oceano

Se estima que la mayor parte del oxígeno disponible en la Tierra proviene de los mares.

Sin embargo, los océanos sufren, desde hace años, la amenaza del calentamiento global, que pone en jaque la supervivencia de las especies marinas y conduce inevitablemente al aumento del nivel del agua. Y es que no solo la temperatura media de la Tierra está en aumento, sino también la de los océanos, que se calientan gradualmente desde mediados del siglo pasado.

Esta infografía del Centro Nacional de Información Medioambiental de EE. UU.

¿Adónde están los mayores lectores del mundo?

lectores
Los hábitos de lectura varían de país a país y para conocer a los mejores ubicados hay distintas formas de constatarlo. Una es saber qué país tiene la mayor cantidad de lectores y otra los que comprenden mejor lo que leen.

En esta carrera mundial de lectores hay datos que sorprenden.

Si empezamos por los países que tienen un alto porcentaje de lectores, los islandeses leen unos 40 libros al año, esto los convierte casi en los más lectores del mundo siendo solo superados por Finlandia con 47 libros anuales. Además, uno de cada diez islandeses publicará un libro a lo largo de su vida. Esto hace de Islandia, la mayor generadora de escritores del mundo. Si tenemos en cuenta que la capital de Islandia, Reykjavik, cuenta con 122.000 habitantes, podemos decir que solo esa ciudad tiene 12.000 autores entre su población con libros publicados en islandés como defensa del idioma. Los islandeses compran más libros per cápita que cualquier otro país del mundo.

De acuerdo al reporte de la opinión pública en la Unión Europea, el 80 % de los suecos ha leído al menos un libro en su vida y el 71,8 % lee habitualmente libros. La estadística indica que un 68 % de los finlandeses leen libros. Alemania tiene un 67 % de lectores. Los británicos, por su parte, un 61 %, y leen 2,6 libros de promedio en las vacaciones. Francia tiene un 56 % de habitantes que lee habitualmente. Un 54,9 % de los daneses también gusta de leer. Un noruego promedio lee 18 libros por año. Un alemán, 15 libros anuales.

De acuerdo con este reporte, en promedio, el 60 por ciento de los europeos ha leído al menos un libro en los últimos doce meses. Los europeos del norte leen mucho más que los del sur, un promedio de 5 libros por año.

Los españoles son los europeos que menos aprovechan el tiempo libre del verano para leer. España se sitúa en la cola del ranking con una media de 1,7 libros leídos durante las vacaciones, por debajo de la media europea que es de dos libros por persona.

De acuerdo a la OCDE, Finlandia encabeza la lista de los que mejor entienden lo que leen, seguido por Canadá (donde promedio de lectura per cápita es de 28 libros por año, el más lector de América), Nueva Zelanda, Australia, Irlanda, Corea del Sur, Reino Unido, Japón, Suecia, Austria, Bélgica, Islandia y Noruega.

Pero hablar del porcentaje de lectores que tiene un país y de la calidad de comprensión de lectura no lo dice todo. Para demostrarlo, están los reportes de la UNESCO.

Según la UNESCO, Japón tiene el primer lugar en el hábito de la lectura. El 91 % de la población está acostumbrado a leer habitualmente (libros, periódicos, revistas informativas, deportivas, de música, de mangas). Por ejemplo, un japonés leerá en un año entre 46 y 47 libros. Corea del Sur tiene un 65% de su población que tiene hábitos de lectura.

El panorama en Europa no es tan bueno para todos. La Federación de editores de España dio a conocer que el 46.5 % de los españoles nunca lee, y según el Eurobarómetro, los índices más bajos de lectura en Europa se observan en Portugal, con 32 por ciento de personas que no leen, y en Grecia, con el 45 por ciento que nunca tomaron un libro en su vida.

Menos lectores en América
Según datos de la Asociación Nacional de la Educación de Estados Unidos (NEA), el 57 % de la población norteamericana acostumbra a leer contra un 26.5 % de los latinos que viven en Estados Unidos.

Pero más de una tercera parte de la población norteamericana tiene problemas de lectura, a tal grado que se estima que 60 millones de norteamericanos son analfabetos funcionales.

Por su parte, algunos países de América Latina tienen índices más bajos de lectura, como: Brasil, con 14.8 % de lectores y Colombia, con 37 %.

En Argentina cuatro de cada diez personas dicen haber leído de uno a tres libros en los últimos seis meses; el 15,5 % entre cuatro y cinco y el 11 % de seis a diez. Solo el 5,1 % de la población leyó más de diez. Pero el 27,2 % de los argentinos admitió no haber abierto ni una sola página en el mismo período. El promedio general en el país dice que se leen 3,5 libros en seis meses, es decir un libro cada dos meses aproximadamente.

En la Argentina un alumno lee en promedio menos de medio libro por año. En Estados Unidos, obligatoriamente un alumno de 8º año lee entre 6 y 7 libros por año.

En México, según la última encuesta nacional de lectura, el 85 % de los mexicanos no lee ni siquiera un libro al año. La UNESCO asegura que solamente el 2,8 % de los mexicanos tiene un real hábito de la lectura.

Una persona que lee es más crítica consigo misma y con la sociedad en la que vive. Una sociedad en que se lee es más exigente y por lo tanto tiene más capacidad para progresar.

Desde el año 2001, la UNESCO otorga anualmente el nombramiento de ‘Capital Mundial del Libro’ a aquella ciudad que, por la calidad de su industria editorial y el fomento a la lectura, se lo merece y no porque sea el que más lectores tenga.

La celebración se hace cada el 23 de abril conmemorándose el Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor. Las ciudades elegidas hasta este año fueron: Kuala Lumpur (2020), Sharjah (2019), Atenas (2018), Conakry (2017), Breslavia (2016), Incheon (2015), Port Harcourt (2014), Bangkok (2013), Erevan (2012), Buenos Aires (2011), Liubliana (2010), Beirut (2009), Amsterdam (2008), Bogotá (2007), Turín (2006), Montreal (2005), Amberes (2004), Nueva Delhi (2003), Alejandría (2002) y Madrid (2001).

Los 100 mejores libros de la historia

EscritorLa siguiente selección generará polémicas porque siempre los rankings los generan.

Esta selección es del Club del Libro Noruego quien afirma que Don Quijote de la Mancha es la mejor obra literaria jamás escrita.
Entre los libros mencionados se encuentran obras latinoamericanas como Ficciones, de Jorge Luis Borges, Cien Años de Soledad y El amor en tiempos de cólera, de Gabriel García Márquez, y Pedro Páramo, de Juan Rulfo.

La lista está ordenada por apellido del autor

Poema de Gilgamesh, Anónimo
Libro de Job (de la Biblia), Moisés
Las mil y una noches, Anónimo
Saga de Njál, Anónimo
Todo se desmorona, Chinua Achebe
Cuentos infantiles , Hans Christian Andersen
Divina Comedia, Dante Alighieri
Orgullo y prejuicio, Jane Austen
Papá Goriot, Honoré de Balzac
Molloy, Malone muere, El Innombrable, una trilogía, Samuel Beckett
Decamerón, Giovanni Boccaccio
Ficciones, Jorge Luis Borges
Cumbres Borrascosas, Emily Brontë
El extranjero, Albert Camus
Poemas, Paul Celan
Viaje al fin de la noche, Louis-Ferdinand Céline
Don Quijote de la Mancha, Miguel de Cervantes
Los cuentos de Canterbury, Geoffrey Chaucer
Relatos cortos, Antón Chéjov
Nostromo, Joseph Conrad
Grandes Esperanzas, Charles Dickens
Jacques el fatalista, Denis Diderot
Berlin Alexanderplatz, Alfred Döblin
Crimen y castigo, Fiódor Dostoievski
El idiota, Fiódor Dostoievski
Los endemoniados, Fiódor Dostoievski
Los hermanos Karamazov, Fiódor Dostoievski
Middlemarch, George Eliot
El hombre invisible, Ralph Ellison
Medea, Eurípides
¡Absalom, Absalom!, William Faulkner
El ruido y la furia, William Faulkner
Madame Bovary, Gustave Flaubert
La educación sentimental , Gustave Flaubert
Romancero gitano, Federico García Lorca
Cien años de soledad, Gabriel García Márquez
El amor en los tiempos del cólera, Gabriel García Márquez
Fausto, Johann Wolfgang von Goethe
Almas muertas, Nikolai Gogol
El tambor de hojalata, Günter Grass
Gran Sertón: Veredas, João Guimarães Rosa
Hambre, Knut Hamsun
El viejo y el mar, Ernest Hemingway
Ilíada, Homero
Odisea, Homero
Casa de muñecas, Henrik Ibsen
Ulises, James Joyce
Relatos cortos, Franz Kafka
El proceso, Franz Kafka
El castillo, Franz Kafka
Shakuntala, Kālidāsa
El sonido de la montaña, Yasunari Kawabata
Zorba, el griego, Nikos Kazantzakis
Hijos y amantes, D. H. Lawrence
Gente independiente, Halldór Laxness
Poemas, Giacomo Leopardi
El cuaderno dorado, Doris Lessing
Pippi Calzaslargas, Astrid Lindgren
Diario de un loco, Lu Xun
Hijos de nuestro barrio, Naguib Mahfuz
Los Buddenbrook, Thomas Mann
La montaña mágica, Thomas Mann
Moby-Dick, Herman Melville
Ensayos, Michel de Montaigne
La historia, Elsa Morante
Beloved, Toni Morrison
Genji Monogatari, Murasaki Shikibu
El hombre sin atributos, Robert Musil
Lolita, Vladimir Nabokov
1984, George Orwell
Las metamorfosis, , Ovidio
Libro del desasosiego, Fernando Pessoa
Cuentos, Edgar Allan Poe
En busca del tiempo perdido, Marcel Proust
Gargantúa y Pantagruel, François Rabelais
Pedro Páramo, Juan Rulfo
Masnavi, Rumi
Hijos de la medianoche, Salman Rushdie
Bostan, Saadi
Tiempo de migrar al norte, Tayeb Salih
Ensayo sobre la ceguera, José Saramago
Hamlet, William Shakespeare
El rey Lear, William Shakespeare
Otelo, William Shakespeare
Edipo rey, Sófocles
Rojo y negro, Stendhal
Vida y opiniones del caballero Tristram Shandy, Laurence Sterne
La conciencia de Zeno, Italo Svevo
Los viajes de Gulliver, Jonathan Swift
Guerra y paz, Lev Tolstói
Ana Karenina, Lev Tolstói
La muerte de Iván Ilich, Lev Tolstói
Las aventuras de Huckleberry Finn, Mark Twain
Ramayana, Valmiki
Eneida, Virgilio
Mahabhárata, Viasa
Hojas de hierba, Walt Whitman
La señora Dalloway, Virginia Woolf
Al faro, Virginia Woolf
Memorias de Adriano, Marguerite Yourcenar

Algunas frases del libro “1984” de George Orwell

novela-1984-de-george-orwell-og

La guerra es la paz. La libertad es la esclavitud. La ignorancia es la fuerza.

Un inconfundible mensaje se había cruzado entre ellos. Era como si sus mentes se hubieran abierto y los pensamientos hubiesen volado de la una a la otra a través de los ojos.

Nada era del individuo, a no ser unos cuantos centímetros cúbicos dentro de su cráneo.

Le parecía que sólo ahora, en que empezaba a poder formular sus propios pensamientos, era cuando habían dado su paso definitivo.

Era un hombre de aire eficaz.

Cada año habrá menos palabras, así el radio de acción de la conciencia será cada vez más pequeño.

Su madre tenía una especie de nobleza sólo por el hecho de regirse por normas privadas. Los sentimientos de ella eran realmente suyos y no los que el estado le mandaba tener.

No querían que la riqueza fuese repartida; si la riqueza llegara a generalizarse, no serviría para poder distinguir a nadie.

Nada cambiaría mientras el poder siguiera en manos de una minoría privilegiada.

Si la masa empezaba a reflexionar se daría cuenta de que nunca podría imponerse a los demás y acabaría sublevándose.

Si se les permite entrar en relación con extranjeros, descubrirían que son criaturas iguales a ellos en lo esencial, y que todo lo que se ha dicho sobre ellos es mentira.

Los mejores libros son los que nos dicen lo que ya sabemos.

Los altos quieren quedarse donde están; los medianos quieren arrebatarle su puesto a los altos; los bajos quieren abolir todas las distinciones y crear una sociedad en la que todos sean iguales.

Les tentaba menos el lujo y más el placer de mandar.

El invento de la imprenta facilitó mucho el manejo de la información.

El gran hermano es la concreción con que el partido se presenta al mundo. Su función es actuar como punto de mira para todo.

La entrada en cada una de las ramas se realiza mediante un examen a los dieciséis años.

Al partido no le importa perpetuar su sangre si no perpetuarse a si mismo.

Sólo podrían ser peligrosos si el progreso de la técnica industrial hiciera necesario educarlos mejor.

Quizás uno no deseara tanto ser amado como ser comprendido.

Que el partido era el eterno guardián de los débiles.

El partido quiere tener el poder por amor al poder mismo.

El poder no es un medio; es un fin en si mismo.

No se establece una dictadura para salvaguardar una revolución; se hace una revolución para establecer una dictadura.

Estás pensando -le dijo- que tengo una cara avejentada y cansada. Piensas que hablo de poder y que ni siquiera puedo evitar la decrepitud de mi propio cuerpo. ¿No comprendes Winston, que el individuo es sólo una célula? El cansancio de la célula supone el vigor del organismo. ¿Acaso te mueres al cortarte las uñas?

No habrá risa; no habrá arte; ni literatura ni ciencia; sólo habrá ambición de poder, cada día de una manera más sutil.

Todo ocurre en la mente y sólo lo que allí sucede tiene una realidad.

El instinto animal; el simple e indiferenciado deseo. Ésa era la fuerza que destruiría el partido.

Yuri Gagarin, un héroe del espacio

yuri gagarinAhora que han vuelto los viajes espaciales también volvieron los recuerdos de los astronautas.

Reconozco que siempre tuve una admiración especial hacia los astronautas. Ellos han estado donde muy poca gente podrá estar jamás y, además, tuvieron y tienen el coraje suficiente para hacerlo.

El pasado 9 de marzo Yuri Gagarin hubiese cumplido 86 años. Fue el primer ser humano en viajar al espacio. El próximo 12 de abril de 2021 se cumplirán 60 años de aquella proeza en la cual Gagarín salió de la atmósfera terrestre por primera vez y completó una órbita alrededor del planeta en algo más de una hora.

Más allá de las implicancias políticas que significaba que la Unión Soviética tomara el liderazgo en la carrera espacial por sobre los Estados Unidos, el viaje del astronauta ruso comprobaba que los humanos podían comer, beber y moverse sin problemas en el espacio, algo de lo cual dudaban los científicos de aquella época.

“Poiejali” (en marcha!) fueron las únicas palabras que Gagarin pronunció aquel 12 de abril de 1961 en el despegue. Esa frase se popularizó en toda Rusia y hoy en día es utilizada cuando una persona o grupo inicia una actividad difícil o desafiante de realizar.

Desde el espacio exterior también pronunció otra de frase célebre: “Pobladores del mundo, salvaguardemos esta belleza, no la destruyamos.”

Yuri Gagarin en MoscúYuri Gagarín, hijo de un carpintero y una ordeñadora, se convirtió en el héroe nacional soviético y hasta el propio presidente estadounidense, John Fitzgerald Kennedy, reconoció públicamente su hazaña.

A su regreso se le dedicaron películas, canciones, monumentos (foto), e incluso una plaza en Moscú. Todos los niños rusos querían ser cosmonautas.

Para el gobierno ruso Gagarín era el modelo de hombre a mostrarle al mundo, y para preservarlo se le prohibió cualquier actividad peligrosa. Nunca más volvió al espacio y hasta 1968 no consiguió recuperar su licencia de piloto, que le había sido retirada. Esta popularidad sumada a la imposibilidad de volar llevó a nuestro héroe a tener problemas con el alcohol y las mujeres, especialmente de violencia con su esposa.

Apenas recuperó su licencia de piloto Gagarin se estrelló con un MIG-15 el 27 de marzo de 1968. Tenía 34 años.

La cápsula “Vostok-1”, con la cual realizó el viaje, se encuentra en el Museo de la Cosmonáutica de Moscú, que al visitarlo nos recibe una colosal escultura de bronce de Yuri Gagarin quien nos da la bienvenida con los brazos extendidos y una enorme sonrisa.

El placer de escuchar a Louis Armstrong cantando

unnamedSin dudas Louis Armstrong es el rey del jazz. Un trompetista único por su fraseo, sonido, inventiva y swing.

Muchos lo imitaron pero sólo unos pocos pudieron superarlo.

Esta playlist tiene la faceta menos conocida de Armstrong. Su perfil de cantante. Especialista en blues con su impronta de saber lo que cantaba desde su más profundo interior y darle a cada frase el sentimiento necesario para hacer una interpretación inolvidable y única. Su voz ronca podía conmover o simplemente sacar una carcajada en el oyente por como jugaba con las frases y el doble sentido de muchas de ellas. No le intimidó la “chanson” francesa, la canción judía o el tango. Todo lo hizo y muy bien. Tampoco se intimidó de cantar junto a gigantes como Frank Sinatra, Bing Crosby, Liza Minelli o Maurice Chevallier.

Su dueto con Ella Fitzgerald y el trío de Oscar Peterson -Si Louis es el rey, Ella es la reina- plagado de buen humor y un vibrante optimismo hacen que esas grabaciones sean imprescindibles, no solo para los amantes del jazz sino, para cualquier humano que disfrute de la buena música.

En tríos intimistas, grandes orquestas, o con su sexteto de dixieland, la voz de Louis enaltece la creación humana.

Aquí una muestra de ese talento impar:

https://open.spotify.com/playlist/0S1jCWXtOcscdJaYMRUwBg?si=bWLfbxTfTbyFHIQGj02gGw

Dilbert, creada por Scott Adams, trata lo cotidiano para millones de empleados y oficinistas, especialmente en la industria del software y telecomunicaciones.

Además del personaje principal, está su irreverente y mentiroso perro, Dogbert, que siempre se aprovecha del sistema y del mismo Dilbert.

dilbert-libro2

Otro diálogo genial de Woody Allen

Woody Allen_Diana Davila

Sueños de un seductor (Play It Again, Sam) es una de mis películas favoritas de Woody Allen. Es del año 1972 y la dirigió Herbert Ross a pedido del mismo Allen. El guión está basado en la obra de teatro homónima de Woody Allen.

En esta película hay una escena maravillosa, en un museo, donde Allen quiere seducir a una chica que está mirando un cuadro del pintor Jackson Pollock, dándose el siguiente diálogo:

Woody: – Es un Jackson Pollock precioso.
Chica: – Sí, lo es.
Woody: – ¿Qué te sugiere?
Chica: – Reafirma la negatividad del universo. El terrible vacío y la soledad de la existencia de la nada. El suplicio del hombre que vive en una eternidad estéril, sin Dios, como una llama diminuta que parpadea en un inmenso vacío sin nada, salvo desolación, horror y degradación, que le oprimen en un cosmos negro y absurdo.
Woody: – ¿Qué haces el sábado?
Chica: – Suicidarme
Woody: – ¿Y el viernes por la noche?

Más allá del genial remate lo que hace más divertido al diálogo es que Pollock pintaba cosas así:

Jackson Pollock

¿Por qué Keynes no es para Latinoamérica?

Keynes

El debate entre keynesianos y liberales es cada vez más áspero en América Latina, y el punto es que el keynesiano puede incentivar una economía en receso, pero no crear la condiciones necesarias para el desarrollo económico. El keynesianismo nació y funcionó en sociedades desarrolladas.

En una Latinoamérica de gobiernos con rasgos autoritarios e instituciones débiles e inestables, no deja de ser una manipulación populista el mencionar a Keynes como gurú, porque les sirve para mantener el corporativismo, el clientelismo y la emisión descontrolada de moneda, y nada de esto es Keynes.

El mismo Keynes decía que el problema del socialismo es que odian las instituciones existentes, y creen que el verdadero bien resultará sencillamente de derribarlas.

“El problema político de la humanidad es combinar tres cosas: la eficiencia económica, la justicia social, y la libertad individual”. John Maynard Keynes

Los gobiernos populistas son especialistas en escudarse en Keynes y hablar de “Política de bienestar”. El problema es que la política de bienestar provoca inflación, déficit fiscal, burocratización excesiva del Estado, trabajo caro e ineficiente, cansancio en las clases medias, que pagan impuestos para mantener a los desocupados y dependendientes beneficiados del paternalismo estatal.

Alguno me dirá que soy un insensible a los problemas y miserias ajenas, pero la historia dice que aquellos que se propusieron implantar el bien absoluto sobre la tierra -cristianos y comunistas- dieron origen al mal radical.

Montesquieu decía que los hombres no son ni tan malos ni tan buenos, y si bien es verdad que hay pocos virtuosos, no hay ninguno que no pueda serlo.

La solidaridad necesaria para que exista una sociedad no proviene de la bondad espontánea de los hombres, sino de un pacto entre múltiples organismos individuales.

Una democracia debería sustituir las corporaciones políticas por acuerdo de partidos; los mitos por conocimiento histórico; ideología por espíritu crítico; estatismo por sociedad civil; y comunitarismo por asociación de individuos autónomos. Todo esto sabiendo que una sociedad democrática es un permanente equilibrio inestable.

La falta de rigor científico supone un grave delito intelectual en la actualidad, pero nadie es juzgado por esto. Creo que con lo que ignoran se hacen las enciclopedias. Es más, los que apoyan las “decisiones populares” no tiene en cuenta que el circo romano, la hoguera de la inquisición, la caza de brujas, la guillotina, los linchamientos, los pogromos, los genocidios fueron aprobados espontáneamente por los pueblos y también fueron “decisiones populares”. Se olvidan que cuando se discrimina se deja de ser individuo para pasar a ser especie.

Otro populista que confunde con sus discursos es el actual Papa. Parece olvidar que la igualdad, que tanto pregona, en el cristianismo es ante Dios y en el más allá; no en esta Tierra ni entre los hombres. Los hombres nacen desiguales y la igualdad es una conquista lograda por la acción y la voluntad humana. Además, la preocupación del cristianismo por los pobres, surgió en el Siglo XIX después de la aparición del socialismo y como un modo de contrarrestarlo.

La igualdad y la libertad no se oponen entre ellas, sino que la primera enfrenta a la desigualdad y la segunda a la opresión. En los gobiernos totalitarios la política domina la economía y desaparecen los límites entre lo público y lo privado.

“El poder corrompe, el poder absoluto corrompe mucho más”. Lord Action

En Argentina, y en otros países de Latinoamérica, hemos visto cómo la corrupción necesita impunidad y esta exige poder, porque el problema de la democracia no es la elección en sí, sino el control de los gobernantes.

La sociedad civil es incapaz de autocrítica, predispuesta a librarse de toda responsabilidad, y adoptar un papel de víctima inocente. Recuerdo que en la crisis del 2001 la consigna era “¡Qué se vayan todos!” y el resultado fue que volvieron todos y se quedaron los peores.

¿Al final tendremos que aceptar que Malraux tenía razón, al afirmar que los pueblos tienen los gobiernos que se le parecen?

Entrevista a David Gilmour

Fiel a su estilo, David Gilmour guitarrista de Pink Floyd, tiene la cualidad de ser reflexivo. Tanto cuanto toca como cuando es entrevistado.

Nunca responde rápido, siempre hace una pausa al contestar. Tampoco intenta rellenar espacios perdidos en su memoria.

En esta entrevista que tiene varios años, podemos rescatar historias y reflexiones como por ejemplo: “Algunas de las personas que parecen trabajar, y trabajan, y trabajan, se vuelven muy competentes, pero cada vez menos inspiradas”.

Escucharlo hablar es tan agradable como escucharlo actuar.