Los océanos, cada vez más cálidos

oceano

Se estima que la mayor parte del oxígeno disponible en la Tierra proviene de los mares.

Sin embargo, los océanos sufren, desde hace años, la amenaza del calentamiento global, que pone en jaque la supervivencia de las especies marinas y conduce inevitablemente al aumento del nivel del agua. Y es que no solo la temperatura media de la Tierra está en aumento, sino también la de los océanos, que se calientan gradualmente desde mediados del siglo pasado.

Esta infografía del Centro Nacional de Información Medioambiental de EE. UU.

Entrevista a Gay Talese desde Nueva York

talese

Pionero del nuevo periodismo, Gay Talese es un periodista y escritor estadounidense.

Después de graduarse entró en el diario The New York Times como “el chico de la fotocopiadora”. Luego de pasar por el ejército regresó a The New York Times donde estuvo por diez años en la sección deportes. Luego empezó a escribir columnas en las revistas The New Yorker, Time, Esquire y Harper’s Magazine.

Su artículo sobre Frank Sinatra, “Frank Sinatra has a cold”, fue elegido el mejor artículo publicado de la historia de la revista Esquire.

60 frases de Mark Twain

mtSamuel Langhorne Clemens, más conocido como Mark Twain, fue un gran escritor y humorista estadounidense. Sus grandes novelas son “Príncipe y mendigo” y “Un yanqui en la corte del Rey Arturo”, pero las más populares son sin duda “Las aventuras de Tom Sawyer” y “Las aventuras de Huckleberry Finn”.

Ernest Hemingway consideraba a Huckleberry Finn la piedra fundacional de la literatura moderna norteamericana. Otro sureño como Twain, William Faulkner, consideraba que todos los escritores estadounidenses eran herederos de Twain.

Pero también ganaron celebridad sus frases ácidas y mordaces cargadas de verdad e ironía. Aquí una pequeña selección de las que considero son las mejores.

“Nunca discutas con gente estúpida, te arrastrarán a su nivel y entonces te ganarán con la experiencia”.

“Es más fácil engañar a la gente que convencerlos de que han sido engañados”.

“Empezar, es el secreto de salir adelante”.

“El valor es resistencia al miedo, el dominio del miedo, no ausencia del miedo”.

“La bondad es el lenguaje que los sordos pueden oír y los ciegos pueden ver”.

“El cielo se gana por favores. Si fuera por méritos, usted se quedaría afuera y su perro entraría”.

“El nombre del mayor de todos los inventores: Accidente”.

“Si dices la verdad, no tienes que recordar nada”.

“Nunca permití que la escuela entorpeciese mi educación”.

“El banquero es un señor que nos presta el paraguas cuando hace sol y nos lo exige cuando empieza a llover”.

“La edad es una interpretación de la mente sobre la materia. Si no te importa, no importa”.

“El miedo a la muerte sigue al miedo a la vida. Un hombre que vive plenamente está dispuesto a morir en cualquier momento”.

“Un hombre no puede estar cómodo sin su propia aprobación”.

“Nadie se desembaraza de un hábito o de un vicio tirándolo de una vez por la ventana; hay que sacarlo por la escalera, peldaño a peldaño”.

“Si no lees el periódico, estás mal informado. Si lees el periódico, estás mal informado”.

“Nunca le digas la verdad a la gente que no es digna de ella”.

“La gratitud es una deuda que normalmente se va acumulando, como sucede con los chantajes: más pagas y más te piden”.

“Todo lo que necesitas en esta vida es ignorancia y confianza; entonces el éxito está asegurado”.

“Mantente alejado de las personas que intentan disminuir tus ambiciones. La gente pequeña siempre hace eso, pero la gente realmente grande que se sienta como tú, que también puedes llegar a ser grande”.

“Si tomas un perro hambriento y lo haces próspero, no te morderá. Esta es la principal diferencia entre un perro y el hombre”.

“Siempre haz lo que es correcto. Gratificarás a la mitad de la humanidad y sorprenderás a la otra”.

“Consigue los hechos primero, y luego los podrás distorsionar tanto como quieras”.

“Todo el mundo es como la luna, tiene un lado oscuro que nunca muestra a nadie”.

“He vivido algunas cosas terribles en mi vida, muchas de los cuales nunca ocurrieron en realidad”.

“No puedes confiar en tus ojos cuando tu imaginación está fuera de foco”.

“La peor soledad es no estar a gusto con uno mismo”.

“El problema no está en morir por un amigo, sino en la búsqueda de un amigo valga la pena morir”.

“Es mejor mantener la boca cerrada y parecer estúpido, que abrirla y confirmarlo”.

“Yo no asistí a tu funeral, pero envié una bonita carta diciendo que lo apruebo”.

“Dios creó a la guerra para que los estadounidenses aprendieran geografía”.

“Pocas cosas son más difíciles de soportar que la molestia de un buen ejemplo”.

“La mejor manera de animarte a ti mismo es tratar de animar a alguien más”.

“Fue gratificante ser capaz de responder con prontitud, y lo hice. Le dije que no sabía”.

“Para obtener el valor total de la alegría que debes tener alguien con quien dividirlo”.

“La diferencia entre la palabra adecuada y la palabra casi correcta, es la diferencia entre el relámpago y una luciérnaga”.

“La lealtad al país siempre. La lealtad al gobierno, cuando lo merece”.

“Las arrugas se limitan a indicar dónde las sonrisas han tenido”.

“La verdad es más extraña que la ficción, pero es porque la ficción está obligada a atenerse a las posibilidades; la verdad no”.

“De todos los animales, el hombre es el único que es cruel. Él es el único que inflige dolor por el placer de hacerlo”.

“No temo a la muerte. Ha existido durante miles de millones y miles de millones de años antes de que yo naciera, y no había tenido el más mínimo inconveniente”.

“Los libros son para las personas que deseen estar en otro lugar”.

“¿Qué harían los hombres sin las mujeres? poco, señor…”.

“La información más interesante proviene de los niños, porque ellos dicen todo lo que saben, y luego se detienen”.

“La cordura y la felicidad son una combinación imposible”.

“La ropa hace al hombre. La gente desnuda tiene poca o ninguna influencia en la sociedad”.

“No te desprendas de tus ilusiones. Cuando se han ido todavía pueden existir, pero has dejado de vivir”.

“Una conciencia clara es la señal segura de una mala memoria”.

“El jabón y la educación no son tan efectivos como una masacre, pero son más letales a largo plazo”.

“La raza humana tiene sólo un arma realmente eficaz y que es la risa”.

“No tengo tiempo para escribir una carta corta, así que escribí una larga en su lugar”.

“Vivamos de tal manera que cuando muramos, incluso los de la funeraria lo lamenten”.

“La ira es un ácido que puede hacer más daño al recipiente en el que se almacena, que a cualquier cosa sobre la que se vierta”.

“He descubierto que no hay forma más segura de saber si te gusta la gente o los odias que viajar con ellos”.

“Mil excusas y ni una buena razón”.

“Los dos días más importantes de tu vida son el día en que se nace y el día que averiguas por qué”.

“Para sacar todo el jugo a una alegría, hay que tener con quien compartirla”.

“De todas las criaturas de Dios, sólo hay uno que no puede hacerse esclavo de la correa. Ese es el gato. Si el hombre pudiera cruzarse con el gato, mejoraría el hombre, pero se deterioraría el gato”.

“Hoy he visto una cosa realmente increíble: una persona con las manos en sus propios bolsillos”.

“Hay un encanto sobre lo prohibido que lo hace indeciblemente deseable”.

“Existen dos ocasiones en que el hombre no debería apostar: cuando no tiene dinero y cuando lo tiene”.

“La realidad puede ser golpeada con la suficiente imaginación”.

“Dejar de fumar es lo más fácil del mundo. Lo sé porque lo he hecho miles de veces”.

“Mis libros son agua; las de los grandes genios son el vino. Todo el mundo bebe agua”.

“Una media verdad es la más cobarde de las mentiras”.

Las 12 señales de alerta del fascismo según Umberto Eco

umberto-eco

El filósofo italiano Umberto Eco difundió las doce síntomas de alerta cuando el fascismo empieza a ganar terreno en la política.

1. Utilización del miedo a lo diferente
La estigmatización de minorías que no encajan exactamente en el arquetipo de “ciudadano medio” que permite reforzar la idea de identidad nacional, que puede servir para reivindicar cualquier objetivo político.

2. Control y represión de la sexualidad
El control de la sexualidad, en especial de la femenina, es un sistema propagandístico que además permite reprimir minorías, ya sea a partir de su orientación sexual o por el modo en el que se concibe lo sexual y afectivo.

3. Oposición sistemática a la más mínima crítica
El rechazo total a las críticas permite hacer y deshacer cualquier clase de iniciativas sin tener que dar explicaciones ni rendir cuentas ante nadie.

4. Valoración de la fuerza y la acción por encima del intelecto
La desconfianza hacia lo intelectual hace que el pensamiento crítico del país quede herido de muerte. Se considera que la razón es una manera de encubrir intereses basados en la razón y que, por consiguiente, es una pérdida de tiempo.

5. Apelación constante a una amenaza que no desaparece
Estar todo el tiempo apelando a una amenaza eterna permite introducir el estado de excepción, gracias al cual el partido político puede incumplir la legalidad vigente “por el bien del pueblo”. Los casos de terrorismo de estado son un claro ejemplo de esto.

6. Uso de discursos de vocabulario sencillo y basado en tópicos
La utilización de palabras con significado muy amplio permite producir discursos que, pese a que parecen muy claros, no contactan con la realidad. Normalmente el único mensaje que se da tiene que ver con las ideas más impactantes, como quién tiene la culpa de algo o la actitud que el partido va a tener frente a un hecho, pero no se concreta demasiado.

7. Ridiculización de lo innovador o novedoso
Todo aquello que se separa del modo tradicional de ver el mundo es rechazado y ridiculizado como si fuese una distracción, una mentira o un pasatiempo banal.

8. Énfasis en la importancia de la tradición y la identidad nacional
Apelar constantemente a la identidad de un pueblo y a la tradición es una manera fácil de reivindicarse como el espejo “natural” de la voz de ese colectivo. No hace falta proponer políticas que beneficien a la mayoría, simplemente se utilizan los símbolos, los iconos y las costumbres como piezas de la propaganda.

9. Llamamiento constante a una clase social descontenta
Esta no es una característica que de por sí defina al fascismo, ya que el populismo lo hace permanentemente. Sin embargo, el fascismo se reivindica como la única voz de esa parte de la población, como si en ella no existiese la pluralidad.

10. Utilización de un líder carismático que representa al pueblo
El líder es el reflejo del pueblo, y como tal habla en su lenguaje y trata de expresar las mismas preocupaciones que el estereotipo de la parte de la población a la que apela. Sus decisiones personales y sus gustos y preferencias son tomadas como un asunto público, ya que es la encarnación de la voluntad popular.

11. Búsqueda constante de culpables externos
Culpar de todo a quien está fuera del sistema de propaganda y no se puede defender permite desplazar la atención sobre los fallos del partido o, si quedan revelados, se muestran como equivocaciones dadas en la lucha contra un mal mayor.

12. Apelación constante a la voluntad del pueblo
Se intenta apropiarse de las reivindicaciones populares haciendo que pasen a lo institucional y allí se disuelvan y se confundan con los objetivos políticos de los líderes del movimiento fascista.

12 consejos para periodistas digitales

digital-periodismo

1.- Conoce a tu audiencia
2.- Piensa antes de escribir y piensa diferente
3.- Recoge la información pensando en cómo se verá en el móvil
4.- Escribe sencillo y corto
5.- Explica las cosas
6.- No escondas de qué va la noticia
7.- No apiles la información
8.- Breve pero bueno
9.- Frases y párrafos cortos
10.- No obligues al lector a averiguar donde llevan los enlaces
11.- No tengas miedo de usar hiperlinks
12.- Arriésgate, pero no te olvides de lo fundamental

¿Necesitamos las redes sociales?

El crecimiento de las redes sociales después del 2010 fue sideral. Cambió nuestras forma de comunicarse y, casi, nuestras vidas.

La mayoría contamos con más de un perfil social: mínimo uno personal y otro profesional, pero si bien el término red social parece nuevo nació en 1994 con Geocities, un servidor que alojaba gratuitamente páginas webs (que no podían superar los 5 MB) que representaban una ciudad con diversos barrios. En función a la web que creaba el usuario elegía donde “vivir”. La compró Yahoo por U$S 4000 millones y la cerró 10 años después.

En 1995 aparece Classmates, un sitio con el objetivo de poder encontrar a excompañeros de colegio o universidad. En 1997 llega SixDegrees, que permitía crear un perfil social y una lista de amigos, algo muy similar a las actuales redes sociales. Su nombre deriva del cuento escrito en 1929 por el escritor húngaro llamado Frigyes Karinthy, quien basó la trama de un breve cuento titulado Chains, en la siguiente idea: partiendo de un pequeño número de contactos se puede ir construyendo una cadena de crecimiento exponencial que puede llegar a unir a la humanidad entera. Esta fue la base que más tarde el sociólogo Duncan Watts desarrolló como Teoría de los seis grados y que, según esta teoría, una persona independientemente del lugar del planeta en el que viva, está conectada a otra a través de una red de conocidos que no superan los cinco intermediarios.

Con el año 2000 el usuario deja de ser pasivo y se convierte en protagonista. Es el furor de los blogs, donde las personas son creadoras de contenido y le permite a cualquiera los 15 segundos de fama que había prometido Andy Warhol.

El 2003 trae la primera gran revolución: MySpace. Una red social que permite crear un perfil completo con información personal, gustos e intereses, además de la posibilidad de compartir fotos y música, y de esta manera conocer gente afín. Ese mismo año llega LinkedIn. Creada como una red de negocios profesional que hoy tiene 500 millones de usuarios y fue adquirida por Microsoft en 2016 por U$S 26.200 millones.

Llegamos al 2004 y el Messenger de Microsoft está en su máximo apogeo, pero también llega un muy, ¿demasiado?, jóven Mark Zuckerberg, y funda Facebook rompiendo los paradigmas con una propuesta sencilla: interactuar con ‘amigos’ compartiendo tus actividades cotidianas mediante fotos y mensajes en el ‘muro’. Esto se adapta a diversos idiomas y se convierte en global. 15 años después Zuckerberg posee Facebook, WhatsApp, Messenger e Instagram y parece que, por ahora, su poder es ilimitado.

En el 2005 empiezan la segmentación en función a su utilidad. Nace Youtube, como una plataforma para compartir vídeos. En 2006 llega Twitter, con el concepto de red de microblogging que provoca hechos que quedarán en la historia, como la Primavera Árabe. 2009 la fotografía es el nuevo boom y Pinterest e Instagram son las nuevas estrellas.

RedesSociales

En busca del tiempo perdido 

Marcel, el joven hipersensible protagonista de la obra de Marcel Proust quiere ser escritor, sin embargo las tentaciones mundanas lo desvían de ese objetivo.

Al personaje del libro lo desvían las tentaciones mundanas; a nosotros, las redes sociales que no descansan. El tiempo que nos tomamos para gestionar en las redes sociales, por ejemplo nuestras vacaciones, nos quita muchísimo tiempo de actividad para otras cosas.

Los estudios indican que usuarios, hombres y mujeres de 16 a 65 años, pasamos más de una hora y media por día usando Whatsapp; otra hora y media escuchando Spotify; 1 hora 20 minutos viendo YouTube; 1 hora en Facebook, otra hora en Instagram y 45 minutos en Twitter. Por supuesto no todos estamos en todas las redes, pero el promedio de tiempo en cualquier país occidental es similar.

Ahora bien, ¿Es un cambio radical de hábitos que revolucionó todos los sectores?, o ¿Estamos abusando de su uso justificando que lo hacemos para el trabajo?

Ya hay gurúes que te dicen cómo optimizar el uso y tu tiempo en las redes, y si consideramos que han aparecido nuevas enfermedades psicológicas causadas por las redes sociales, deberíamos detenernos a reflexionar para qué las usamos.

Las enfermedades psicológicas empezaron con el síndrome de la llamada imaginaria. Yo lo sufrí, y hasta el 70% de los usuarios de móviles lo han sufrido alguna vez. Es creer o alucinarte que el móvil sonó o vibró y en realidad no lo había hecho y, en mi caso ni siquiera lo tenía conmigo en ese momento. Los especialistas dicen que ante el aumento del estrés, el cerebro asocia cualquier vibración o impulso que recibe, con el teléfono móvil.

Con el tiempo se fueron agregando otras psicopatías como la nomofobia que es la angustia o ansiedad causada por olvidar o no tener acceso al celular, lo que nos lleva a no poder acceder a las redes sociales.

También hay gente que se deprime porque tienen muchos o pocos contactos o seguidores en las redes sociales. Existe la depresión del Facebook, que sucede cuando se pasa mucho tiempo etiquetando fotos, escribiendo sobre acontecimientos agradables de terceros y alabando a los amigos, pero después se deprimen por su propia vida cotidiana.

La adicción a estar conectado todo el tiempo suele afectar seriamente la vida privada y social de los adictos y su entorno, lo mismo que la dependencia a los juegos en línea. En ambos casos hay tratamientos de 12 pasos similares a los de alcohólicos anónimos.

Otro problema más nuevo es el llamado Efecto Google, donde nuestro cerebro se niega a recordar algún dato sabiendo que podemos acceder de inmediato al mismo mediante el buscador.

Después hay enfermedades tradicionales como la hipocondría que se agrava ante la posibilidad de encontrar nuevas y extrañas enfermedades en internet y potenciar la creencia que las padecemos.

 

¿Las necesitamos?

Pese a que nos digan lo contrario, no necesitamos redes sociales para todas las cosas que nos dicen que necesitamos.

No las necesitamos para hacer amigos o construir relaciones.

No las necesitamos para ser activos o comprometidos con la política.

No las necesitamos para explorar nuestras ciudades o encontrar nuevas cosas que hacer.

No las necesitamos para tomar un taxi, un bus o volar en un avión.

No las necesitamos para escuchar música nueva o leer libros nuevos.

No las necesitamos para hacer nuestras compras.

No las necesitamos para descubrir subculturas o grupos afines o para apreciar el buen diseño.

No las necesitamos para planear nuestras vidas.

Sin embargo, voy a utilizar las redes sociales para que en tiempo real, a nivel global, y de manera gratuita pueda difundir este artículo y conseguir más seguidores.

2019: Periodismo y Tendencias

medios-digitales

De acuerdo a varias asociaciones y ejecutivos de medios, están serán las tendencias para la industria de los medios periodísticos en 2019.

1 Muros de pago

Casi todos los periódicos de cierto peso tienen estudiados modelos de paywall para implantar en sus medios. El modelo a seguir es el del paywall personalizado en función del comportamiento del usuario con ofertas personalizadas de acuerdo a su consumo. Se le recomendará la lectura de contenidos relacionados con sus intereses como forma de que vaya madurando su voluntad de suscribirse. Este tipo de paywalls requiere de análisis de datos que en general, suelen ofrecer mejores resultados.

2 Métricas

La implantación de los muros de pago obliga a dejar de darle relevancia a las métricas y fijar como objetivos nuevas métricas de engagement y calidad; por ejemplo: tiempo de lectura de un artículo sobre tiempo estimado, suscripciones pagas o registro gratuito que ha generado un artículo, tasa de rebote, interacción con el artículo, veces que se ha compartido en redes sociales, sesiones al día y a la semana por usuario, etc.

3 Segmentación

Si bien los artículos acumulándose en secciones sin más criterio que la unidad temática o sección va a seguir, los periódicos en internet apuntarán a segmentar la información en unidades más pequeñas. Por ejemplo, ediciones temporales (una matutina y otra vespertina); una única sección con la información más relevante del día; automatizar ediciones en función de intereses demostrados por los lectores; contenido jerarquizado y finito. La economía de la atención debe tenerse cada vez más en cuenta en las redacciones.

4 Redes sociales

Se generaliza la presencia de muchos medios en redes sociales que hasta ahora ignoraban. Es necesario que las redacciones se doten o reeduquen a algunos de sus community managers en el uso de las nuevas redes sociales y cómo generar contenido que cree marca y pueda rentabilizarse.

5 Unión temporal de medios

Otra de las tendencias es la unión de periódicos en proyectos temporales, bien de manera espontánea, o para poder participar en proyectos subvencionados o con apoyo económico, o para poder dotarse de tecnología que de otro modo estaría fuera de su alcance.

6 Plataformas conjuntas para publicidad

The Guardian, News UK y Telegraph de Gran Bretaña, y Prisa y Vocento en España, acordaron acuerdos entre medios para acceder a más datos que, en el mundo de la analítica, tienen un valor excepcional, tanto para los propios periódicos como para los anunciantes.

7 Noticias parlantes

Es el año del podcast. Aquellos medios que no estén produciendo boletines informativos o podcast segmentados para distintas audiencias van a perder terreno.

8 Realidad virtual, Inteligencia Artificial, Blockchain

La realidad aumentada y virtual para crear escenarios aplicados a la información y dotarla de detalles adicionales es una tendencia fuerte, pues esta tecnología que ya se ha abaratado. Por otro lado, la inteligencia artificial es utilizada para análisis de comportamiento y datos para lograr suscripciones pagas, pero también para mejorar el periodismo de datos. Sin embargo, la tecnología blockchain aplicada a medios de comunicación, habrá que esperarla un poco más hasta que madure y pueda crear algo tangible para los medios.

9 Big Data

Algunos medios están pagando a especialistas en Big Data, pero han sacado escasa rentabilidad al no saber hacer las preguntas adecuadas y carecer de conocimientos sobre periodismo. Si bien está en fase de prueba, se espera mucho más de esta área.

10 Diseño digital

Las ilustraciones, fotografías, y el diseño en general de las noticias en los medios digitales están muy lejos de lograr el impacto que se había logrado en el impreso. La mayoría de los medios viven de importar las ilustraciones pensadas para las ediciones impresas y no hay una planificación de gráficos diaria mirando al digital.

La viveza, entre la inteligencia y la estupidez.

marco deneviEl destacado dramaturgo y escritor argentino Marco Denevi (1922-1998) escribió el siguiente texto en algún momento de los años noventa. Considerando la nueva crisis que vive la Argentina me parece que no ha perdido nada de vigencia pese a los más de veinte años transcurridos.

Frente a un problema concreto, la reacción mental del hombre inteligente es dinámica: buscará el camino de la solución, a menudo a través de exploraciones, de asedios desde distintos flancos, de razonamientos abandonados en un punto y recomenzados en otro, hasta encontrar la salida.
En latín, salida se dice “exitus”, que los ingleses tradujeron por “exit”. La inteligencia conduce al éxito.
Aquel mismo idioma, madre del nuestro, cuyo estudio hoy les parece superfluo a algunas autoridades universitarias, tiene un verbo “stupere”, que significa quedarse quieto, inmóvil, paralizado y en sentido traslaticio, mentalmente detenido como delante de un cartel que dijera “Stop”. De aquí deriva la palabra “estúpido”: hombre que permanece entrampado por un problema sin atinar con la salida, aunque a veces adopte la agitación convulsa de una mariposa encandilada por una luz muy fuerte o los movimientos desesperados de un animal dentro de una jaula.
Hablo siempre de lo ocurre en la mente.
Las dos únicas reacciones del estúpido serán la resignación o la violencia: dos falsas salidas, dos fracasos. Salvo casos patológicos, todos somos inteligentes frente a un tipo de problemas, y estúpidos respecto a otros tipos de problemas.
Pero nuestra inteligencia y nuestra estupidez no dependen de nuestra moral. Hay inteligentes moralmente canallas, y hay estúpidos moralmente intachables.
Cuánto deben la inteligencia y la estupidez a los genes, y cuánto a la educación (digamos la gimnasia), es un asunto que dejaré de lado para que no me usurpe todo el espacio del que dispongo.
Pero no querría pasar por alto un dato: sin el auxilio del intelecto (esto es la capacidad de análisis crítico del problema), y sin la posesión de conocimientos relacionados con ese problema y adquiridos por experiencia propia, o por revelación ajena, la pura inteligencia que acumule conocimientos no sabe qué hacer con ellos. Y no es raro que un intelectual ducho en el análisis crítico, sea incapaz de hallar soluciones.
El desarrollo en un mismo individuo de la inteligencia, del intelecto y de los conocimientos bien puede llamarse sabiduría, si no en la aceptación teísta que le dan las escrituras, por lo menos como tributo humano susceptible de adquisición o pérdida.
Con alguna frecuencia, la realidad nos pone, de momento, mentalmente paralíticos.
Es cuando decimos que estamos estupefactos, lo cual significa “estar hechos unos estúpidos”.
La inteligencia, si la tenemos, vendrá a rescatarnos de esa pasajera estupidez, que por no ser insalvable, se llama estupefacción.
Situada a mitad de camino entre la inteligencia y la estupidez, está la “viveza”, capaz de producir acciones en cualquier dirección, excepto hacia la salida del problema.
Este es su secreto: la fórmula intrascendente que le permite ponerse a salvo y resguardo de la humillación y desprestigio que se sufren en la estupidez.
La viveza, creo yo, es la habilidad mental para manejar los efectos de un problema sin resolverlo.
La persona dotada de viveza no ejercita la inteligencia, sino un sucedáneo apto para entenderse con las consecuencias prácticas del problema, pero no con la sustancia del problema.
En otras palabras, el vivo se mueve mentalmente en procura de cómo eludir los efectos de los problemas, cómo volverlos beneficiosos para él, o lo peor de todo, cómo desviarlos en perjuicio de un tercero.
La viveza, entonces, se conecta imprescindible e irrenunciablemente con la moral.
Sin el concurso del egoísmo no resulta posible ser vivo, y para echarle el fardo al prójimo sin que éste se resista, es menester cierto grado de inescrupulosidad, y hace falta practicar algún género de fraude, siquiera verbal.
Observado durante un corto plazo, el vivo da la impresión de haber obtenido el éxito, de ser inteligente: se desplaza entre los problemas sin padecer las consecuencias, o mejor aún, sacándoles provecho.
Pero el flujo de los efectos del problema es ininterrumpido, por lo que el vivo no puede entregarse a los ocios y recesos de la inteligencia. De ahí que se los puede calificar de “despiertos”.
Aparentan una brillantez mental que engaña a las miradas superficiales.
El inteligente, como está armando sus estrategias para resolver el problema, parece amodorrado y en comparación con el vivo, un tanto estúpido.
Cuanto más complejo sea el problema, mas exigirá al inteligente paciencia y esfuerzo, más lo someterá al silencioso y tedioso análisis crítico, y al repaso constante de sus conocimientos.
La viveza no puede permitirse estas demoras.
Los efectos prácticos del problema no esperan mucho tiempo para hacerse sentir, de modo que el vivo está obligado a la rapidez, y consecuentemente a la improvisación de sus métodos, generalmente empíricos.
Otra vez el inteligente en comparación con el vivo parecerá lento y hasta torpe.
Si los efectos del problema por magnitud o complejidad sobrepasan las posibilidades de ser eludidos por la viveza, el vivo resulta acorralado como un estúpido, y no sucumbiendo a la resignación o la violencia, no confesará jamás su fracaso, buscando algún chivo emisario en quien cargar las culpas.
En todas las sociedades conviven los inteligentes, los vivos y los estúpidos en proporciones distintas para cada una de ellas.
Para Borges, entre los italianos y judíos no hubo nunca ningún estúpido. Exageraba, a no dudarlo.
Pero imaginemos ahora un país ficticio donde, por razones genéticas o históricas, los vivos sean mayoría.
Esbozaré la novela de lo que en ese país imaginario podría ocurrir.
Puesto que son mayoría, unos vivos ocuparían el gobierno. Y otros vivos los eligen.
Estos vivos que eligen con el concurso de los estúpidos, incapaces de solucionar los problemas del país, los transferirían a los elegidos.
Estos como vivos que son, se dedicarán a lo suyo, o sea ponerse a salvo de los efectos de los problemas, sacarles provecho o desviarlos a otros terceros, así éstos sean vivos, inteligentes o estúpidos.
Durante un tiempo, los estúpidos parpadearán de catatonía mental. Los inteligentes se sentirán más marginados. Y los vivos tratarán de imitar a los gobernantes.
Mientras tanto los problemas sin resolver se acumulan, se multiplican, se
potencian, y se superponen.
Hasta que fatalmente llega el día en que los problemas acumulados forman una
pared compacta con un cartel que dice:
“¡Stop, no va más!”.
Es aquí donde la sociedad se detiene y paraliza y los estúpidos, si no se resignan, se vuelven violentos.
Los inteligentes toman las valijas y huyen, y los vivos corren de efecto en efecto, vendando aquí, remendando allá, y emparchando más allá.
Dejan los bofes en este desesperado trajín por entre el caos sin control.
Y para disimular su impotencia recurren a los fantasmas de los chivos expiatorios internos y externos, y a un lenguaje esquizofrénico que, disociado con la realidad circundante, seguirá pronunciando aquellos discursos con los que alguna vez embaucaron a la estupidez.
Estúpidos de brazos cruzados o de brazos armados, inteligentes en ese país ficticio caído al pie del ominoso “stop”: no habrá para vuestro país otra salvación posible que no sea “¡la inteligencia al poder!”.

Salvo que todos los inteligentes hayan huido, hipótesis altamente improbable, la novela podría tener un final feliz.

El New York Times va más allá de las noticias

nytThe New York Times tiene 156 años en el mercado y sus ingresos se han visto reducido a la mitad en la última década.

Si bien la publicidad digital sigue creciendo, al igual que sus suscripciones, el periódico está desarrollando para el próximo año nuevos productos digitales independientes.

Las áreas dónde piensa crecer no es en noticias sino en estilo de vida; donde bienestar, belleza, crianza, y moda, pueden ser nichos atractivos para ofrecer nuevos productos separados para introducir una suscripción digital, como ya lo han hecho con los crucigramas a USD 6.95 por mes, y NYT Cooking a USD 5 por mes.

La estrategia es ofrecer mini-suscripciones segmentadas para nuevos lectores que solo desean acceder a ciertas funciones.

La suscripción “All Access”, que incluye todo el contenido del Times incluyendo NYT Cooking y crucigramas, cuesta USD 27 por mes. El acceso básico de noticias ilimitadas es de USD 16 por mes.