Pensamiento Punk en los negocios

Ecequiel Barricart

Ecequiel Barricart, autor del libro “Think Punk”, propone situar la creatividad en el centro para combatir la cultura de la mediocridad en la que vivimos, y hacerlo de forma radical ya que estamos en un mundo de conformismo y miedo a ser nosotros mismos.

Barricart propone romper con lo correcto y acabar con el aburrimiento y el cansancio que desprende “el caos en el que vivimos”. Plantea la creatividad y la locura como respuesta a la mediocridad, y hace una apuesta firme por la marca personal.

En su libro impulsa a abandonar la línea de “lo correcto” para alcanzar sus objetivos, haciendo comparaciones con el movimiento punk de los años 70. “Think Punk es tener una idea radical y simple, que se pueda realizar de forma ágil y que sea tremendamente sexy. Para llevarla a cabo, hay que poner el foco en la meta y gestionar lo de en medio”.

Después de la crisis afirma que la sociedad quedó paralizada y todo el mundo ha dejado de soñar, de creer. En vez de pensar cómo vivir a tope el presente, cómo sacar el máximo rendimiento de él, y cómo ser creativo,o la gente piensa en su plan de pensiones, y si el día de mañana va a poder cobrar esto o tener un trabajo. La gente no arriesga, no toma responsabilidades más allá de las que les permitan pagar las facturas, optar a la sanidad, o al colegio de los niños. La gente tiene miedo, y el miedo nos ha paralizado en este tiempo, que tendría que ser un tiempo de construcción, de creatividad.

El autor es muy duro con las nuevas tecnologías, Afirma que nos están llevando a una sociedad que responde al Big data de las cosas. Ahora, el sistema pretende que toda la sociedad esté cortada por el mismo patrón porque, de alguna manera, una sociedad sin emociones, sin unicidad, sin singularidades, hace que sea más manejable mediante bases de datos. Cuanto menos emociones, mejor. Cuanto más fáciles de manejar seamos, más podrán ofrecernos sus cristales de colores. Una sociedad adormecida, con miedo, es más manipulable, afirma en una entrevista en un diario español.

Por su parte Ecequiel Barricart propone llevar la contraria a todo esto. Retar a la vida. Tomar conciencia de que estamos aquí para mucho más que todo esto que en este momento nos controla. Tenemos que coger las riendas, luchar por nuestras marcas personales y ser activos. La juventud puede pensar que tiene las riendas, pero no las tiene.

Barricart dice que lleva años contemplando cómo hay una política alejada del sentido común, normas alejadas de la piel y del alma de las personas, hasta que un día, en vez de frustrarse, creó su propio mundo al margen del mundo, sin darle la espalda al sistema: “No se trata de ir en contra del sistema, si no de combatir esa parte mala con tu propia aportación. Debemos sumar pequeños mundos para hacer algo mejor”.

Ecequiel agrega, “Tú vas a ir a trabajar todos los días, necesitamos cosas que el sistema nos da. Pero en tu espacio, con tus recursos, pocos o muchos, invertirlos en un mundo propio, personal, que lo diseñarás a tu medida. Echar a la gente tóxica, las cosas que te depriman y que te creen ansiedad. Hay que crear un espacio para tener sueños”.

En el libro hace referencia a la mala gestión de los taxis ante la situación actual con Uber, y él propone luchar con las mismas armas que está luchando Uber, que es la creatividad o los errores del sistema. Entonces, los taxistas deberían sentarse y pensar creativamente en cómo dar la vuelta a esta situación. Porque de la misma manera que Uber tiene sus ventajas, los taxistas que llevan muchos más años en el asunto, pensando, van a acceder a un modelo más competitivo. Porque si vas en contra de un sistema que quiere que seas un mediocre, o le devuelves creatividad o te ganará.