Primer párrafo: “45 Días y 30 Marineros” de Norah Lange

45 Días y 30 Marineros - Norah Lange

“Al subir a bordo, una multitud de miradas celestes le corretea las piernas. Los noruegos no tienen ni la más leve insinuación de ojeras. ¡Ojos celestes y párpados color rosa!… que luego hallarían una explicación en los gestos apurados del capitán: el celeste, color frío o apasionado en mala forma; el rosado: frecuencia de acquavit o de whisky en los camarotes incomodados por el vigor de pipas y fotografías de mujeres desconocidas, madres de hijos también desconocidos”.

David Ogilvy: los 7 mandamientos de la publicidad

ogilvy

David Ogilvy es sinónimo de buena publicidad y uno de los impulsores de la industria como tal. Si bien nació en Londres, siempre se definió como escocés debido a sus orígenes.

Escribió varios libros donde plasmó su pensamiento, visión y consejos sobre la industria publicitaria. Uno de los más famosos es Confesiones de un publicitario, publicado en 1963 y convertido en un best-seller. Otros son Sangre, cerebro y cerveza, autobiografía publicada en 1973, y Ogilvy & Publicidad, de 1983, donde recoge sus argumentos, sus mejores campañas y su auténtica obsesión: crear una publicidad eficaz sin obviar su verdadera fuerza de ventas.

Su lema para contratar talento era: “Si todos contratamos a personas más pequeñas que nosotros, nos convertiremos en una compañía de enanos. Pero si contratamos a personas más grandes nos convertiremos en una compañía de gigantes”.

A la hora de confeccionar un texto publicitario Ogilvy creía en que el contenido debía ser humano y sencillo, con una buena imágen central, y que si no vendía no era creativo.

Ogilvy murió el 21 de julio de 1999 a los 88 años en Francia y dejó lo que hoy se considera los 7 Mandamientos de la Publicidad:

1.“ Tu rol es vender, no dejes que nada te distraiga del único propósito de la publicidad.”

2.“Define claramente tu posicionamiento: ¿Qué y para quién?”.

3.”Haz tu tarea. Estudia detalladamente a tu consumidor.”

Jamás podrás escribir un titular efectivo, si ignoras lo siguiente:

¿A quién diriges tu mensaje?
¿Cómo piensa esa persona?
¿Qué necesita?

4.“Piensa en el consumidor como tu mujer, ella quiere toda la información que puedas darle”.

5.“Háblales con el lenguaje que usan cotidianamente”.

6. “Escribe excelentes titulares y habrás invertido correctamente el 80% de tu dinero”.

7.“Destaca al producto convirtiéndolo en el héroe”.

El valor del tiempo

el-valor-del-tiempo

Nos gusta creer que el tiempo es ilimitado y que hay tiempo para todo. No es así. Cada minuto que se pierde no se recupera. Hay un viejo adagio que dice “el tiempo es dinero”, pero parece que lo hemos olvidado.

Ver el tiempo como dinero sirve para racionalizar y cuantificar. Por ejemplo, si no consigo lograr una venta en 30 minutos, puedo decir que sólo perdí media hora; pero si analizo que no sólo perdí media hora, sino también el dinero que podría haber ganado o generado en ese tiempo si hubiese tenido éxito en mi gestión, cambia radicalmente la forma de ver esa pérdida.

Racionalizas que no solo perdiste o sacrificaste treinta minutos, sino también todo el dinero que podrías haber ganado si hubieras ganado. Empiezas a ver el daño completo de cada pérdida.

¿Y qué hago?

En el caso de la llamada de ventas, significa que hay que trabajar más sobre clientes potenciales calificados, y dejar de hacer la llamada aleatoria porque sí.

Si usted conoce el valor de su tiempo, naturalmente querrá protegerlo y valorizarlo. Esto no quiere decir que dejará de fallar en futuras llamadas, pero aprenderá a valorar el tiempo perdido en general.

Cuando se está al frente de una start up o emprendimiento, perder el tiempo nunca es inofensivo o gratis. Debe reconocer el valor de su tiempo y siempre gastarlo en las oportunidades que ofrecen los mejores retornos. Cuando repetidamente pierdes el tiempo en algo evitable, está desperdiciando su recurso más importante.

Tengamos en cuenta también que el fracaso es inevitable. Es imposible que el 100% del tiempo sea exitoso. Sin embargo, sabiendo que el tiempo es dinero, puede asegurarse de que nunca cometa el mismo error dos veces. Como resultado, tendrá más tiempo y dinero para gastar en lograr el objetivo.

La historia de la inflación en Argentina año por año

100mil

Juan Perón
1947: 15%
1948: 19%
1949: 34%
1950: 22%
1951: 50%
1952: 19%
1953: -0.7%
1954: 16%
1955: 7.5%

Pedro Aramburu
1956: 16.7%
1957: 25.6%
1958: 50.7%

Arturo Frondizi / José María Guido
1959: 101.6%
1960: 18.5%
1961: 16.4%
1962: 30.7%
1963: 23.8%

Arturo Illia
1964: 18%
1965: 38%
1966: 30%

Juan Carlos Onganía / Alejandro Lanusse
1967: 27.4%
1968: 9.6%
1969: 6.7%
1970: 22%
1971: 39%
1972: 64%
1973: 44%

Juan Perón / Isabel Perón
1974: 40%
1975: 335%

Jorge Videla / Roberto Viola / Leopoldo Galtieri / Reynaldo Bignone
1976: 347%
1977: 160%
1978: 170%
1979: 140%
1980: 88%
1981: 131%
1982: 210%
1983: 434%

Raúl Alfonsín
1984: 688%
1985: 385%
1986: 82%
1987: 175%
1988: 388%
1989: 4624%

Carlos Menem
1990: 1334%
1991: 84%
1992: 17.5%
1993: 7.4%
1994: 3.9%
1995: 1.6%
1996: 0.1%
1997: 0.3%
1998: 0.7%
1999: -1.8%

Fernando De la Rúa
2000: -0.7%
2001: -1.5%

Eduardo Duhalde
2002: 40.9%

Néstor Kirchner
2003: 3.7%
2004: 6.1%
2005: 12.3%
2006: 10.7%
2007: 22.0%

Cristina Fernández de Kirchner
2008: 23.0%
2009: 14.7%
2010: 27.0%
2011: 22.8%
2012: 27.0%
2013: 28.0%
2014: 37.0%
2015: 26.9%

Mauricio Macri
2016: 40.1%
2017: 24.8%
2018: 47,6%
2019:

Manifiesto de Adolfo Domínguez

dominguez

Adolfo Domínguez Fernández nació en Trives, un pueblo de Ourense el 14 de mayo de 1950. Sus padres tenían una sastrería. Estudió arte y cine en París. En 1976 Adolfo Domínguez abre su primera tienda en la ciudad de Ourense, donde presentó su primera colección de Hombre. La llamó Adolfo Domínguez.

“La arruga es bella” se convierte en 1984 en el eslogan más icónico de esta marca y de toda la moda española, refiriéndose al uso del lino en su colección, material que nace del amor a la sustentabilidad y ecología de Adolfo Domínguez.

A finales de los 80, se convierte en uno de los diseñadores españoles más prestigiosos.

Miami Vice fue una serie de los 80 muy popular, donde Domínguez vistió a sus protagonistas con trajes de lino y camisetas. Llega a las Pasarelas de Paris en 1986. En 1993 viste a la Barbie. Realiza los uniformes de la compañía de aviación Iberia.

Lanza su primera fragancia en 1990, se llamó Agua Fresca. Fue el primer diseñador español en lanzar un perfume bajo su nombre. Luego, nace uno de los perfumes más vendidos Agua Fresca de Rosas.

También se convierte en la primera marca de moda en cotizar en la bolsa en 1997. Y se expandió por varios continentes.

Recibe La Aguja de Oro del Ministerio de Cultura de España, uno de los galardones más prestigiosos del sector, también recibió el premio Lifetime Achievement que otorga la Miami Fashion Weekend.

Tiene línea de hombre, mujer, línea joven, niños, complementos, joyería artesanal, fragancias, línea de mascotas.

Es quizás uno de los primeros diseñadores que se une a la moda sustentable en el 2007, donde declara “Somos los hijos de la tierra, no sus dueños” bajo este lema Adolfo Domínguez se une al Proyecto Climático y se compromete a incorporar prácticas que respetan el medio ambiente.

Su tienda en la calle Serrano, es un espacio en el que lo natural se funde con lo contemporáneo, en diferentes ambientes y localizaciones, y que acoge el showroom de la firma y un coffee lounge especializado en comida vegetariana.

El 15 de octubre de 2018, Adolfo Domínguez, publica Juan Griego, una novela ambientada en la Argentina.

Este es el manifiesto de Adolfo Domínguez

Dicen que el mundo es de los jóvenes.

Solo importa lo último, lo nuevo, lo que acaba de salir.

Pero los viejos saben cosas. Los viejos han visto.

Y saben que no todo lo nuevo es necesariamente mejor.

Saben que lo que hoy está de moda, mañana puede ser solo un mal recuerdo.

Que es mejor tener cuatro camisas buenas en el armario que una nueva cada mes viajando del armario al cajón.

Que hay algo absurdo en comprar algo y no usarlo.

Que no hay que comprar más, sino elegir mejor.

En Adolfo Domínguez nos gusta escuchar a los viejos.

En realidad, todos deberíamos hacerlo más a menudo.

Las 12 señales de alerta del fascismo según Umberto Eco

umberto-eco

El filósofo italiano Umberto Eco difundió las doce síntomas de alerta cuando el fascismo empieza a ganar terreno en la política.

1. Utilización del miedo a lo diferente
La estigmatización de minorías que no encajan exactamente en el arquetipo de “ciudadano medio” que permite reforzar la idea de identidad nacional, que puede servir para reivindicar cualquier objetivo político.

2. Control y represión de la sexualidad
El control de la sexualidad, en especial de la femenina, es un sistema propagandístico que además permite reprimir minorías, ya sea a partir de su orientación sexual o por el modo en el que se concibe lo sexual y afectivo.

3. Oposición sistemática a la más mínima crítica
El rechazo total a las críticas permite hacer y deshacer cualquier clase de iniciativas sin tener que dar explicaciones ni rendir cuentas ante nadie.

4. Valoración de la fuerza y la acción por encima del intelecto
La desconfianza hacia lo intelectual hace que el pensamiento crítico del país quede herido de muerte. Se considera que la razón es una manera de encubrir intereses basados en la razón y que, por consiguiente, es una pérdida de tiempo.

5. Apelación constante a una amenaza que no desaparece
Estar todo el tiempo apelando a una amenaza eterna permite introducir el estado de excepción, gracias al cual el partido político puede incumplir la legalidad vigente “por el bien del pueblo”. Los casos de terrorismo de estado son un claro ejemplo de esto.

6. Uso de discursos de vocabulario sencillo y basado en tópicos
La utilización de palabras con significado muy amplio permite producir discursos que, pese a que parecen muy claros, no contactan con la realidad. Normalmente el único mensaje que se da tiene que ver con las ideas más impactantes, como quién tiene la culpa de algo o la actitud que el partido va a tener frente a un hecho, pero no se concreta demasiado.

7. Ridiculización de lo innovador o novedoso
Todo aquello que se separa del modo tradicional de ver el mundo es rechazado y ridiculizado como si fuese una distracción, una mentira o un pasatiempo banal.

8. Énfasis en la importancia de la tradición y la identidad nacional
Apelar constantemente a la identidad de un pueblo y a la tradición es una manera fácil de reivindicarse como el espejo “natural” de la voz de ese colectivo. No hace falta proponer políticas que beneficien a la mayoría, simplemente se utilizan los símbolos, los iconos y las costumbres como piezas de la propaganda.

9. Llamamiento constante a una clase social descontenta
Esta no es una característica que de por sí defina al fascismo, ya que el populismo lo hace permanentemente. Sin embargo, el fascismo se reivindica como la única voz de esa parte de la población, como si en ella no existiese la pluralidad.

10. Utilización de un líder carismático que representa al pueblo
El líder es el reflejo del pueblo, y como tal habla en su lenguaje y trata de expresar las mismas preocupaciones que el estereotipo de la parte de la población a la que apela. Sus decisiones personales y sus gustos y preferencias son tomadas como un asunto público, ya que es la encarnación de la voluntad popular.

11. Búsqueda constante de culpables externos
Culpar de todo a quien está fuera del sistema de propaganda y no se puede defender permite desplazar la atención sobre los fallos del partido o, si quedan revelados, se muestran como equivocaciones dadas en la lucha contra un mal mayor.

12. Apelación constante a la voluntad del pueblo
Se intenta apropiarse de las reivindicaciones populares haciendo que pasen a lo institucional y allí se disuelvan y se confundan con los objetivos políticos de los líderes del movimiento fascista.